Trail running en Puelo y Cochamó: una experiencia de deporte y activismo.

by in Blog 29 marzo, 2022
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Por Felipe Cancino

La travesía Cochamó-Puelo, también conocida como “La Herradura” es una ruta de senderismo que comienza con el sendero a la Junta de Cochamó y termina en la zona del Manso y ribera oriente del lago Tagua Tagua. Con 74 kilómetros de longitud y 3400 metros de desnivel, el recorrido forma parte de una antigua ruta ganadera que une Argentina con Chile a través de la cordillera de los Andes.

El sendero consta de un imponente paisaje de bosques templados y bosques andino patagónicos con alerces milenarios, enormes y verticales paredes de granito y una cultura local única, que aún persiste, gracias a que muchos de los primeros pobladores residen en el lugar.

Fue aquí donde Felipe Cancino, deportista de trailrunning y activista, decidió viajar hasta Cochamó para realizar el desafío de correr “La Herradura” y unir el valle de Cochamó y Puelo en solo un día, marcando un nuevo FKT (el Tiempo Más Rápido Conocido, por su sigla en inglés) y además difundir la importancia de proteger los valles de Cochamó y Puelo.

Cabe mencionar que ambos valles no cuentan con ningún instrumento legal de protección y que su belleza prístina y salvaje se debe al aislamiento geográfico que la zona ha tenido por años y el modo de vida autosuficiente de sus colonos y pobladores. Situación que los últimos años ha cambiado con la creciente amenaza del desarrollo inmobiliario descontrolado e intentos de poner centrales de pasada en el río Cochamó y el río Puelo.

Fuente: Patagonia/Fotografía: Rodrigo Manns

¿En qué consistió el recorrido?

En resumen se trata de un recorrido de 74 kilómetros, que parte en el sendero que va hacia La Junta que pasa por el lago Vidal Gormaz y que baja por el manso hasta llegar al río Puelo, sendero que forma parte de una de las rutas de arreo más importantes del sur de Chile y que tiene mucha historia.

¿En cuantas horas realizaste los 74 kilómetros?

Fueron alrededor de 14 horas partiendo a las 4 am de la mañana. Fue un sendero super complejo y por eso fue un lindo desafío para mí. Las primeras horas del sendero se sienten más como una autopista desde el punto de vista del tránsito, está super marcado, no hay mucho que pensar en este tramo, pero una vez que uno pasa La Junta entras como a otra dimensión. La ruta que le sigue es mucho menos transitada y tiene un montón de desafíos, ya que hay un montón de cruces de ríos y la huella se pierde en varios lugares.

Yo fui además la primera persona que lo cruzó luego del invierno, entonces no había rastro de otras personas y también había mucho árbol caído después de los temporales de invierno-primavera.

Fue bonito también encontrarse con este desafío frente a uno mismo, ósea ahí no tienes mucho recursos el trailrunning es bien minimalista, uno va con short polera, una mochilita chica y un mapa. Es por eso que el contacto es bien único, donde uno va, simbólicamente, más al desnudo y absorbes todo lo que está alrededor tuyo. No tienes mucha infraestructura contigo, no hay una carpa por ejemplo, no hay cosas que te aíslen del entorno, sino que es uno moviéndose a través de la naturaleza.

Es super interesante sentirse tan insignificante en esta inmensidad y en este territorio tan salvaje y remoto, donde no transita mucha gente y solo viven algunos colonos.

Fuente: Patagonia/Fotografía: Rodrigo Manns

¿Tuviste algún encuentro?

No me topé con nadie entre La Junta y el lago Vidal Gormaz, fue ahí cuando recién me encontré con el lado habitado de la montaña.

Fue lindo ver esa diferencia entre el valle de Cochamo siendo tan salvaje tan prístino y el valle del Puelo, ya con un poco más de intervención humana con su cultura arriera y campesina.

¿Qué relación ves tú el trailrunning y el activismo ambiental en contexto de la corrida por el Maipo y la campaña #PueloReservadeAgua?

Yo creo que nosotros los deportistas tenemos una tremenda responsabilidad en tomar más consciencia, primero que todo en educarnos e informarnos en saber qué pasa en los lugares en que desarrollamos nuestras actividades. En ese sentido, veo que la relación es muy directa: todas las comunidades deportivas al aire libre dependen de la integridad de estos ecosistemas. Es ahí donde yo he intentado tomar un rol un poco más activo, generando conciencia, educando y hablando de temas que tal vez no se han conversado en nuestras comunidades.

A mi parecer es super importante que las comunidades se movilicen para proteger estos espacios. La aproximación desde el punto de vista deportivo, es una buena manera de abrirle los ojos a las personas, y darnos cuenta que además de la integridad de la naturaleza para desarrollar nuestros deportes, necesitamos de una naturaleza sana y ecosistemas sanos para poder vivir.

¿Qué fue lo que más llamó tu atención?

Creo que lo que más me llamó la atención fue esa soledad propia de estar en la mitad de la montaña solo corriendo y las horas hombres que hay en la construcción del sendero que realicé, el cual tiene trabajo de muchos años y de muchas generaciones. Mientras corría me iba imaginando cómo habrán sido los grandes arreos antiguamente o cómo era la vida campesina de trasladarse de un campo a otro para ir a ver a tus vecinos, o las largas caminatas para abastecerse de comida.

Lo otro que es entretenido y que a mi siempre me causa un poco de gracia y humor, es cómo reacciona la gente cuando te ve a ti, me preguntaban qué a “dónde estaba mi mochila” y yo les decía “que esta era mi mochila”… les costaba mucho entender que yo había partido de Cochamó el mismo día en la mañana.

¿Qué haces para mantener la motivación?

Depende de tu mentalidad. Una vez que uno está en la naturaleza uno empieza una meditación movimiento, ya no piensas en el cansancio ni en el esfuerzo, porque estás absorbiendo tanta información alrededor tuyo, que se siente como un trance.

Fuente: Patagonia/Fotografía: Rodrigo Manns

¿Qué se sintió diferente a otros trails?

Cada sendero tiene su particularidad. Piensa que uno en los pies tiene muchos sensores y en el sendero de Cochamó tienes partes con barro hasta las rodillas, cruces de ríos con agua hasta la cintura y es mucho más húmedo. En ese recorrido me di cuenta que había mucha agua que va configurando la vegetación; hay muchas vertientes y arroyos sobre todo después de los deshielos en primavera.

Y eso lo diferencia de otros lugares, por ejemplo acá en el Maipo tenemos un ecosistema alto andino, árido con muchos glaciares, entonces hay muchos contrastes. Cada lugar tiene su belleza.

En cuanto a los accesos a la montaña ¿Qué te pareció el valle de Cochamó?

El valle de Cochamó es un ejemplo comparado con otros valles de Chile en temas de acceso y gestión del territorio. Acá en la zona central, por ejemplo, tenemos muchos problemas con ese tema donde tenemos industrias instaladas en los accesos a los espacios naturales. Sin embargo, la comunidad en Cochamó y Puelo han sido un ejemplo en cómo manejar esos accesos de manera responsable, las capacidades de carga y educación de los visitantes. Se nota que ha sido un largo trabajo y que no es algo que partió de la noche a la mañana, yo me saco el sombrero por el trabajo que han puesto las comunidades y las personas.

¿Por qué crees que es importante proteger el valle de Cochamó y Puelo y el río Puelo?

Considero que es un lugar bastante único, los ecosistemas de Cochamó y Puelo tienen un valor natural realmente importante y proteger sus valles puede ser un ejemplo y un impulso a proteger otros ecosistemas y ríos en Chile.

¿Hay algún mensaje que te gustaría dejar?

El mensaje que me gustaría entregar acá es que las persona vayan a conocer este lugar, vayan a conocer no solo la naturaleza sino que cómo la comunidad puede desarrollar economías fuertes y sustentables.

Creo que es un escenario tremendo para distintos tipos de actividades, desde la más básica y accesible como caminar hasta una más compleja como escalar paredes de decenas de metros de granito. Este territorio tiene mucho que ofrecer a los deportistas y desde aquí hago un llamado a que lo visiten y desarrollen sus actividades deportivas de manera consciente y responsable.

Fuente: Patagonia/Fotografía: Rodrigo Manns

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.